Opinion: Plenty of reasons to love Philadelphia sports this season

business
Jennifer I. Rodríguez
Provided

Hoy, los latinos representan cerca del 25% de Major League Baseball, un número que se espera aumente cada temporada. El roster de los Filis incluye, entre otros, a Jean Segura y Seranthony Domínguez, de República Dominicana, y al Ranger Suárez, de Venezuela. Estos jugadores han sido fundamentales en el ascenso del equipo a los playoffs. Pero no es necesario ser un fanático de los deportes para compartir la alegría de esta temporada en Filadelfia. Hay algo especial en tener varios equipos en la cima de sus ligas y la emoción de tener a los Filis en la postemporada por primera vez en más de una década.

Los vecinos son más participativos, las noticias parecen más positivas, la gente en general está más animada y todos visten de rojo, lo que indica que todos estamos juntos en esto. Ya sea que seas súper fanático o no, hay muchas razones para amar a los equipos deportivos de Filadelfia esta temporada:

Los equipos ganadores aumentan el orgullo cívico

Todo suena mejor, se ve mejor y se siente mejor cuando nuestros equipos deportivos están en una racha ganadora. Los titulares de las noticias son positivos, nuestros equipos se convierten en el tema de conversación a nivel nacional, lo que refuerza nuestro estatus como una “ciudad de las grandes ligas”. En todo el país, millones no solo verán el horizonte de la ciudad proyectado en sus pantallas de televisión, sino que también experimentarán por qué los fanáticos de los deportes en Filadelfia se han ganado la reputación de ser los más leales y carismáticos de todos.

Los equipos ganadores curan heridas emocionales

Celebrar un equipo ganador local puede ayudar a aliviar el dolor que resulta de una tragedia o pérdida importante, incluso si el alivio es temporal. A principios de esta temporada nos enteramos de un joven fanático de los Filis que tenía boletos de temporada con su padre, quien falleció. Ir al partido era su ritual. Como tributo a su padre, el hijo asistió a un partido de postemporada porque sintió que su padre lo habría disfrutado.

El tiempo de juego construye relaciones

Para muchas familias de fanáticos multigeneracionales que apoyan al mismo equipo, el ver un juego juntos ayuda a construir lazos entre ellos. También nacen nuevas relaciones cuando las parejas se encuentran por primera vez en un bar mientras ven un partido; los colegas generan confianza en una salida grupal a un juego de los 76 ‘s; y padre e hija crean recuerdos durante un juego de los Filis. Incluso los completos extraños se integran más rápidamente porque siguen al mismo equipo.

Equipos ganadores como antidepresivos

Cuando nuestros equipos ganan, nuestro optimismo general aumenta y el sentimiento se extiende a otros aspectos de nuestras vidas. Los estudios muestran que los fanáticos de los deportes son más felices y sufren menos episodios de depresión. También informan niveles más bajos de alienación que las personas que no están interesadas en los deportes. Según los científicos, durante un juego, el cerebro libera sustancias químicas que fomentan un sentido de pertenencia, que se siente bien.

La postemporada es un impulso económico para la industria de restaurantes

Una racha ganadora de los equipos lleva a los fanáticos a los bares y restaurantes locales, y si los equipos llegan a la postemporada, los ingresos realmente pueden marcar la diferencia. Todos los equipos de Filadelfia están funcionando bien y eso significa que los bares se llenan varias veces a la semana y esto no podría haber sucedido en un mejor momento para la industria, que ha sido devastada por el COVID-19 y ahora por la inflación.

 


 

Today, Latinos make up close to 25% of Major League Baseball, a number that is expected to increase each season. The Phillies roster includes, among others, Jean Segura and Seranthony Dominguez, from the Dominican Republic, and Ranger Suarez, from Venezuela. These players have been pivotal in the team’s ascension to the payoffs. But you do not have to be a sports fanatic to share in the joy of this season in Philadelphia. There is just something about having multiple teams at the top of their leagues and the excitement of having the Phillies in the postseason for the first time in more than a decade.

Neighbors are more engaging, the news seems more positive, people are generally more upbeat, and everyone is wearing red, signaling that we are all in this together. Whether you are super fanatic or not, there are many reasons to love Philadelphia sports teams this season:

Winning teams boost civic pride

Everything sounds better, looks better, and feels better when our sports teams are on a winning streak. News headlines are positive, our teams become the topic of conversation nationally, reinforcing our status as a “major league city”. Across the country, millions will not only see the city’s skyline projected on their television screens, but they will also experience why Philadelphia sports fans have earned their reputation as the most loyal and charismatic of all.

Winning teams heal emotional wounds

Time celebrating a local winning team can help alleviate pain resulting from a tragedy or major loss, even if the relief is temporary. Earlier this season we learned about a young Phillies fan who held season tickets with his dad, who passed away. Going to the game was their ritual. As a tribute to his father, the son attended a post-season game because he felt his dad would have enjoyed it.

Game time builds relationships

Many families have multiple generations of fans who root for the same team and watching a game together helps build bonds among them. New relationships are also born when couples meet at a bar for the first time while watching a game; colleagues build trust in a group outing at a 76ers game; and father and daughter create memories during a Phillies game. Even complete strangers are shown to bond more quickly because they follow the same team.

Winning teams as antidepressants

When our teams win, our overall optimism goes up and the sentiment spills over to other aspects of our lives. Studies show that sports fans are happier and suffer fewer bouts of depression. They also report lower levels of alienation than people who are not interested in sports. According to scientists, during a game, the brain releases chemicals that foster a sense of belonging, which feels good.

Postseason is an economic boost for restaurant industry

A winning streak from the teams brings fans out to local bars and restaurants, and if the teams make it to the postseason, revenue can really make a difference. All Philadelphia teams are performing well and that means bars are packed several times a week and this could not have happened at a better time for the industry, which has been devastated by COVID-19 and now by inflation.

More from our Sister Sites